Historia

Corría  el  lejano año de 1933, cuando las Religiosas de San José de Cluni,  por  avatares  de  la  situación política que se vivía en aquellos momentos de la República, tuvieron que abandonar España camino a Francia. Entonces las Carmelitas de la Caridad, a petición de las Religiosas de San José, se hicieron cargo del colegio que estas últimas tenían en la calle Martínez Campos esquina a la Castellana. Surgieron dificultades y decidieron comprar un nuevo terreno.

Fue el 12 de enero de 1936, en la calle Fortuny,  cuando  las  Hermanas  Carmelitas  de  la  Caridad, abrieron un nuevo colegio en Madrid. En aquel antiguo colegio comenzó a gestarse  la  historia  de  lo  que con los años sería nuestro actual colegio.

 

 

Colegio de Fortuny (antiguo palacio de los duques de Tarifa) 

 

El número de alumnas aumentó, las leyes de educación cambiaron y se hizo necesario buscar un lugar donde poder construir un colegio más amplio y que abarcase mejor todas las necesidades.

 

Se eligió un terreno al final de Mirasierra, junto al Poblado Dirigido de Mirasierra y el barrio  de  la UVA. El  12 de octubre de 1967, aún sin terminar el edificio, proyectado por el arquitecto D. José Ferrándiz, siendo maestros de obras los hermanos D. Paulino y D. Marcelino Cuevas, las Hermanas Carmelitas se trasladaron a  él. Las obras terminarían tres años más tarde, en 1970.

 

 

 

En el año 1994, ante la escasez de vocaciones y buscando su viabilidad a futuro, en el afán de mantener vivo el espíritu de la obra de Sta. Joaquina de Vedruna, las Hermanas Carmelitas de la Caridad ceden la titularidad del colegio a la Fundación Educación Católica (FEC), primera fundación creada por la Federación Española de la Enseñanza (FERE) para atender esta necesidad de las Instituciones Religiosas.

 

El colegio, que evidentemente conserva su nombre, integra el Carisma Vedruna en el nuevo proyecto educativo, de forma que la Fundación,  las Hermanas y el profesorado trabajan de forma ilusionada, ante los  nuevos  retos  que plantea la sociedad y los alumnos.

 

En ese momento, la Hermana Concepción Rocha Ríos, asume la Dirección General y comienza una etapa de crecimiento en la que el colegio se prepara para asumir los 1800 alumnos futuros y moderniza sus instalaciones creando un polideportivo bajo el patio, una piscina climatizada y en los últimos años, las infraestructuras necesarias para incorporar las nuevas tecnologías al mundo educativo.

 

En septiembre de  2013, Fundación Educación Católica nombra Directora General a Dña. Inés Ortiz González, primera directora seglar del centro, comenzando así una nueva etapa en la que afrontamos el futuro con esperanza y ánimos renovados.

Colegio en Fortuny     Colegio en Mirasierra
Colegio en Fortuny     Colegio en Mirasierra